Montserrat

El santuario de Nuestra Señora de Montserrat tiene su origen histórico en la ermita de Santa María que Wilfredo el Velloso donó al monasterio de Ripoll en el año 888. En 1025, Oliba, el abad de Ripoll y obispo de Vic, fundó un nuevo monasterio en la ermita de Santa María de Montserrat. En poco tiempo el pequeño cenobio recibió a peregrinos y visitantes que dieron a conocer las narraciones de los milagros y prodigios que  obró la virgen.

Monasterio de Montserrat
La imagen de la Virgen de Montserrat, conocida popularmente como la Moreneta por el color oscuro de su piel, es una talla románica policromada del Siglo XII. En 1881 la Virgen de Montserrat fue proclamada Patrona de Catalunya por el Papa León XIII.
Según la leyenda, la primera imagen de la Virgen de Montserrat la encontraron unos niños pastores en el año 880. Tras ver una luz en la montaña, los niños encontraron a la Virgen en el interior de una cueva.

La Moreneta
Al enterarse de la noticia, el obispo de Manresa intentó trasladar la talla de la Virgen hasta esa ciudad, pero fue imposible ya que la estatua era muy pesada y cuanta más gente venia para intentar moverla, mas pesada se hacia la talla. El obispo lo interpretó como una señal de la Virgen que deseaba permanecer en aquellas montañas y ordenó la creación de la pequeña ermita.

A la plaça del Monestir

A l'andana de la estació